jueves, 21 de marzo de 2019

LA MANIOBRA DE LA TORTUGA - Benito Olmo


Cuando hablamos de la ciudad de Cádiz, siempre nos viene a la mente lo mismo: sus carnavales, sus chirigotas, los pisha y el ambiente festivo que se respira en el sur. Pero en esta ocasión, Benito Olmo (Cádiz, 1980) nos va a enseñar esa Cádiz que no aparece en los anuncios para captar turistas. En 'La maniobra de la tortuga', el autor nos mostrará esa ciudad oscura y húmeda que emana salitre por cada uno de sus poros. Una novela policíaca clásica, de las de toda la vida, de las buenas, escrita en blanco y negro.

Benito nos presenta a Manuel Bianquetti, un inspector de policía venido a menos. Ha tenido que aceptar un traslado forzoso desde Madrid a Cádiz, a causa de una metedura de pata, de las gordas, que tubo lugar en la capital. En la ciudad gaditana, Bianquetti sabe pasar muy bien desapercibido, apenas se relaciona con sus compañeros de trabajo y va siempre a su aire, acompañado del Opel Kadett destartalado que nadie quiere de la comisaría. Actualmente se dedica a realizar tareas administrativas, no ejerce de policía de calle. Sus instintos están en standby.

Subidos con Bianquetti en su Opel Kadett, conoceremos los bajos fondos de la ciudad de Cádiz, esa ciudad que el turista no ve, o que directamente no quiere ver.

Una joven de 16 años ha sido hallada muerta. Todo parece indicar que el asesino es su novio, pero Bianquetti, con su buen olfato, intuye que él no es el culpable. Este asesinato hace aflorar en Bianquetti algunos hechos de su pasado y sus instintos de sabueso se activarán de nuevo. Se pondrá manos a la obra para tratar de dar con el verdadero asesino de la chica. No lo tendrá nada fácil, ya que sus superiores pondrán todo su empeño para que Bianquetti no meta sus narices en aquel asunto. A medida que la investigación avanza, todo se irá volviendo más turbio y oscuro.

Al mismo tiempo, conoceremos la historia de Cristina, una mujer que ha sufrido violencia de género por parte de su marido. Veremos como Cristina sale muy lentamente del pozo, rehace su vida y qué conexión tiene esta historia con la de nuestro protagonista Bianquetti.

Benito Olmo ha creado un personaje lleno de fuerza y carisma. Un sabueso policía de los de antes, de la vieja escuela, malhumorado, que con sus dos metros de altura infundirá miedo y respeto a partes iguales a quien se cruce por su camino. Bianquetti tiene un pasado difícil, cosa que ha marcado claramente su personalidad.

Con la historia paralela de Cristina, el autor ha echo también un gran trabajo. En muchas escenas en las que aparece ella, sabe transmitir perfectamente su angustia y su miedo, poniendo al lector en su piel. Enmudeceremos en muchos momentos a lo largo de la trama.

El hilo narrativo de la historia no decae en ningún momento. Aunque la trama carece de velocidad, el autor sabe perfectamente cómo mantenernos en vilo para querer saber más. Ritmo constante es lo que nos ofrece Benito Olmo, una combinación estupenda para este tipo de novelas.

Espero que tengamos Bianquetti para rato. Actualmente hay una segunda entrega, 'La tragedia del girasol', de la que pronto tendréis noticias por aquí.

Si alguna vez vais a la ciudad de Cádiz y en un semáforo escucháis bocinazos que provienen de la parte trasera de vuestro coche, giraros. Podría ser nuestro amigo Bianquetti con su Opel Kadett. Saludarlo de mi parte.

Jose Núñez

Título: La maniobra de la tortuga
Serie: Bianquetti 1
Autor: Benito Olmo
Editorial: Suma de letras
Páginas: 360
Fecha de publicación: Mayo 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario